Clínica Iberfisio Calahorra

Fisioterapia La Rioja

Clínica de fisioterapia y pilates en Calahorra

Especalizados en fisioterapia del deporte y de ATM Tratamos cualquier patología del aparato locomotor Llámenos ahora y le asesoraremos Centro de referencia en Calahorra y sus alrededores

¿El crujir los nudillos causará artritis?

Cómo solucionar este hábito

Es normal que las personas, generen mañas o malos hábitos, y a pesar de que saben que no les hacen bien, lo siguen haciendo, una de ella es crujirse los nudillos que consta de hacer ciertos movimientos con las manos, presionando los nudillos o estirándolos, generando una sensación y sonido de crujido, que normalmente eso causa satisfacción en las personas, por lo tanto, lo hacen todo el tiempo.

Con respecto a la pregunta, sobre que si crujir los nudillos causa artritis, no es verdad, muchos estudios científicos aseguran que solo tiene como consecuencia el repelús que el chasquido puede provocar en los otros. Así que tranquilo, no causa artritis, sin embargo debes tener en cuenta las razones por las que lo haces, para así identificar el problema y solucionarlo a tiempo con las distintas alternativas que pueden ser de ayuda.

Causas del sonido de los nudillos

Te traemos las diferentes causas por las que las personas hacen este molesto ruido, puede ser por ansiedad, las personas ansiosas suelen buscar algo con qué entretenerse para ignorar su condición, así que muchas veces recurren a las manos y pies, muchos se comen las uñas, se crujen los nudillos, suben y bajan los pies. También pueden ser porque están asustadas, ya sea por esperar algunos resultados, o están en una situación difícil, o simplemente por gusto, por la satisfacción que sienten al escuchar el sonido, o el movimiento de cuando se crujen los nudillos.

¿Por qué suena de esa manera?

La respuesta es simple de entender, los huesos están unidos por unos tendones, para facilitar correctamente su deslizamiento y están rodeadas por unas membranas que están cubiertas por un líquido sinovial, el cuál al tener una textura viscosa sirve para lubricar y así reduce el riesgo de la fricción entre los cartílagos y otros tejidos. Dicho fluido está compuesto por varios gases como el oxígeno, el nitrógeno y el dióxido de carbono que son los que producen ese sonido al crujir los nudillos.

Qué consecuencias puede traer este mal hábito, de acuerdo con variados estudios, provoca el desgaste de los tendones, el de las articulaciones y de los ligamentos, y aquí es donde de verdad nos preguntamos, ¿Vale la pena hacerle daño a nuestro cuerpo? La cual podemos aprender a controlar y dejar de hacer, solo si ponemos de nuestra parte, para así evitar efectos más graves luego de un lapso de tiempo.

Por último, dejar un mal hábito no es una tarea fácil, requiere de constancia y dedicación para agarrar fuerza de voluntad y hacerlo, dejando a un lado la ansiedad, el miedo y la satisfacción. Otras maneras de controlar esas emociones es comprar juguetes anti estrés, que pueden presionar todas las veces que quieran sin dañarse a sí mismo y además de que también suelta un sonido que puede ser satisfactorio. Solo es cuestión de proponerse a cambiar para bien y enfocarse al máximo.